banear

sábado, 2 de abril de 2011

Una hermosa plaga que vino de China

El helecho asiático Cyrtomium falcatum es originario de China, Corea y Japón. Pertenece a la gran família de las Polypodiaceae. Su belleza, rusticidad, adaptabilidad y facilidad de cultivo le han convertido en uno de los helechos de jardín más cultivado del mundo. En climas fríos vive perfectamente dentro de casa como planta de interior y agradece que le sitúen cerca de una ventana, pues es muy heliófilo, amante de la luz. En climas muy calurosos y secos prefiere los lugares sombreados y frescos con riegos frecuentes. El problema surge cuando es cultivado en climas suaves y húmedos, sobretodo en zonas costeras. Entonces sus esporas dispersadas por el viento germinan en cualquier lugar con un poco de sustrato y humedad permanente y se convierte en una plaga invasora, muy dificil de controlar y erradicar.

Magnífico ejemplar de Cyrtomium falcatum creciendo a tres escasos metros del mar, salpicado por las olas, en una playa de la ciudad de Horta en la Isla de Faial del Archipiélago de las Azores. El gran número de individuos pone en peligro la supervivencia del helecho costero por excelencia, el autóctono Asplenium marinum, ya que ocupa el mismo hábitat y compite ferozmente por colonizar las escasas grietas rocosas con un poco de sustrato cercanas al mar.

Otro ejemplo de colonización costera del Cyrtomium falcatum en la Playa de Los Cancajos en la isla canaria de La Palma. Ampliando la foto con un doble click se puede ver una colonia de ese helecho asiático creciendo en el borde superior de esta pequeña cueva costera, compitiendo ferozmente con la rica flora autóctona canaria.

Cualquier lugar le sirve para vivir. Aquí le vemos creciendo como epifita entre los restos secos de las hojas de una palmera canaria en un jardín de la ciudad de Puerto de la Cruz en la isla canaria de Tenerife. Los jardineros lo respetan por su belleza, pues hay que reconocer que sus hermosas y relucientes frondes dan a la palmera un mayor atractivo.

Los bancales costeros donde se cultivan las plataneras canarias, cuya tierra permanece siempre húmeda por los riegos semanales del platanar, son un hábitat ideal para el Cyrtomium falcatum. Aquí vemos un vigoroso ejemplar con unas frondes de unos 70 centímetros creciendo entre las piedras de una pared de bancal a la semisombra de las plataneras en la ciudad de Tazacorte de la Isla de La Palma. Ampliando la foto con un  doble click se aprecia mejor su gran belleza.

Las primeras frondes de los ejemplares jóvenes se confunden facilmente con la hiedra canaria. Aquí vemos un ejemplar en una pared de bancal de un platanar canario, acompañado por un Adiantum capillus-veneris, con el que compite por el mismo hábitat.

El Cyrtomium falcatum también se comporta como una plaga invasora en los jardines botánicos ubicados en climas mediterráneos cercanos al mar. Aquí vemos este hermoso ejemplar en el Jardín botánico de Sóller en la Isla de Mallorca, surgido de una espora llevada por el viento desde algún balcón de un domicilio particular cercano al jardín.

Su nombre "falcatum" significa en forma de hoz o guadaña, por la forma falcada de las pinnas que tienen una textura coriácea y brillante.

Envés de la fronde anterior con los soros aún inmaduros que cubren sin orden toda la superficie inferior de las pinnas.

Detalle de los soros inmaduros anteriores, que son redondeados y están cubiertos por un indusio peltado en forma de paraguas unido a la pinna por un pie central.

Soros maduros en mayo con el indusio levantado dejando ver los esporangios desplegados y maduros.

Detalle de los soros de Cyrtomium falcatum. Se ve muy bien el indusio peltado en forma de paraguas y los esporangios como bolitas marrones asomándose por debajo del indusio tras desplegarse explosivamente y dispersar las esporas lo más lejos posible.




2 comentarios:

  1. Las frondes son espectaculares, muy exótico.

    ResponderEliminar
  2. Es un helecho muy llamativo y parece que muy rústico.
    Me suena de haberlo visto en jardines de la Costa del Sol, como el Parque de la Paloma (Benalmádena, Málaga, España)...

    Con su inclusión en el Catálogo de especies exóticas peligrosas, supongo que habrá que eliminarla de todos los jardines, viveros y demás...una pena.

    ResponderEliminar