sábado, 15 de diciembre de 2012

Passiflora alata, fragancia del Amazonas

La Passiflora alata es una liana tropical originaria del Amazonas brasileño que crece trepando a los árboles cercanos con sus larguísimos sarmientos en los claros más iluminados de la selva. Los indios la llaman ouvaca que significa estrella roja por sus 10 pétalos de un intenso color rojo vinoso por el haz y blanco rosado por el envés. En Brasil es una planta muy apreciada tanto por sus flores como por sus frutos comestibles. En inglés la llaman Red passion flower. Pertenece a la família de las Passifloraceae.

Las flores de la Passiflora alata son espectaculares. Su diseño y sus colores son el summum de la belleza. El perfume intenso que desprenden se percibe desde lejos. Yo lo definiría como embriagador, delicado, delicioso, tanto que cuando acercas la nariz a una de estas flores no puedes evitar exclamar: ¡Uhmmm, qué maravilla!. Es una fragancia tan placentera que alegra y serena el alma, como el mejor de los tratamientos antidepresivos de la aromaterapia. Hice la fotografía de estas dos flores en el año 2003 a finales de octubre. Recomiendo ampliar las fotos con un doble click.

Flor de ouvaca en junio. Esta planta la conseguí en un vivero de Mallorca en el año 2002. Recuerdo que la vendían bastante cara. Fue un capricho y no me arrepiento de haberla comprado, a pesar de que sólo pude disfrutarla durante tres años. Tanto ella como su hija clónica, que conseguí por acodo simple, murieron fulminadas por el ataque despiadado del hongo Armillaria mellea.

Fruto inmaduro de Passiflora alata en agosto de 2005. Éste fue el único fruto que me dió mi Passiflora alata antes de morir con sus raíces podridas por el hongo

Fruto anterior ya maduro en septiembre. Desprendía un suave olor a melón.

Detalle de la pulpa del fruto anterior. Me la comí a cucharaditas. Estaba dulce y me recordó el sabor de la fruta del maracuyá. Guardé algunas semillas que sembré en la siguiente primavera, pero ninguna de ellas germinó. Ahora estoy tentado de comprar semillas por internet para volver a disfrutar de esta maravilla amazónica, aún a sabiendas de que en un par de años va a morir fulminada por el hongo.

Acodo simple de un sarmiento de Passiflora alata. Mi primera ouvaca no me dió ningún fruto, así que se me ocurrió hacerle un acodo a uno de sus sarmientos enterrándolo en una maceta. Utilicé tierra vegetal comercial mezclada con tierra calcárea mallorquina al 50% y para que se mantuviera sin moverse en la maceta le puse una piedra encima. Un par de meses después ya había echado raíces y conseguí así una hija clónica que fue la que me dió el fruto. Han pasado 7 años y el recuerdo del fragante aroma de sus flores permanece grabado de forma indeleble en mi rinencéfalo.


5 comentarios:

  1. Que preciosa, que pena que se secara. Yo la quiero plantar ahora que tengo el sitio adecuado. ¿A todas le entra el hongo.?Besitos.

    ResponderEliminar
  2. No, tranquila Teresa. Si la cultivas en un gran macetón con un buen drenaje en el fondo o en tierra no contaminada por la Armillaria mellea ni por ningún otro hongo radicular no tienes porqué tener ningún problema. No olvides regarla en verano si no llueve. Lo que debes tener en cuenta si vas a cultivarla al aire libre es que esta liana es tropical-subtropical y no soporta heladas intensas. ¡Suerte! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Saludos
    Linda flor y rico fruto
    Por acá se suele cultivar una variedad Passiflora edulis y la llamamos “Parchita o Maracuyá” el jugo es un regalo al paladar.

    ResponderEliminar
  4. Una planta bellísima. Enhorabuena por tu blog. Lo sigo hace tiempo y he compartido algunas entradas en twitter. Hoy mismo lo hice con ésta, porque me ha parecido fantástica.¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Gracias Jesús y La Tabla.

    Jesús, tengo una planta de maracuyá en mi jardín. Tienes razón, su jugo es un regalo para el paladar.

    La Tabla, tus dos blogs también son muy buenos. Te felicito. Muchas gracias por compartir mis entradas en twitter.

    Un cordial saludo a ambos.

    ResponderEliminar