banear

domingo, 30 de octubre de 2016

Ensalada de garbanzos con hojas de rúcula y huevos de codorniz

Hola Amigos: quiero mostraros la deliciosa ensalada de garbanzos que me he preparado este mediodía.

 ¡Qué pinta!, ¿verdad?
(Recomiendo ampliar las fotos con un doble click para ver los detalles.)

 Su elaboración ya no puede ser más rápida y sencilla.

Los ingredientes son:

-Un manojo de hojas tiernas de rúcula, que esta mañana me ha regalado mi amiga Matilde de su huerto de Son Vivot. 
-Un tomate de ramillete.
-Una chalota.
-Un bote de garbanzos.
-Unos huevos de codorniz.
-Pimentón dulce.
-Aceite de oliva.
-Sal y pimienta al gusto.

 Bote de 200 gramos de garbanzos.

 Huevos de codorniz de una granja de Maià de Montcal, situada muy cerca del Pirineo en la provincia de Girona. Los compré ayer en una carnicería.

 Vienen en una huevera especial a medida de los pequeños y frágiles huevos.

 En la naturaleza se confunden perfectamente con el suelo y la vegetación y pasan desapercibidos para los depredadores. Son realmente bonitos.

 Su diseño ha tardado millones de años en lograr la perfección, permitiendo así sobrevivir a la especie.

 Se hierven en agua con un poco de sal durante 5 minutos. Una vez hervidos se sumergen en agua fría unos minutos y luego se pelan con facilidad. La cáscara es tan fina y tan rica en calcio que mucha gente se los come sin pelar.

 Y tras mezclar los ingredientes, partir por la mitad los huevos de codorniz y aliñarlo todo con un chorreón de aceite de oliva, sal y pimienta al gusto y una cucharadita de pimentón dulce esparcido finamente por encima, aquí tenéis la ensalada.

 Las hojas de rúcula están cortadas a trozos de unos dos centímetros.

 La chalota está cortada en rodajitas finas de unos 3 milímetros y el tomate a cuadritos.

¡Qué apetitosa se ve!, ¿verdad?
Os aseguro que me ha sabido a gloria.

¡Buen provecho, amigos!


10 comentarios:

  1. Hola Joan! Cuando estaba recolectando las hojas de rúcula para tí mientras hacías fotos he visto al lado otras diferentes. Las he añadido también al ramillete que te he dado porque he pensado que debian ser comestibles pero ahora he visto que no las has puesto.... ¿o quizás también eran de rúcula con una forma diferente?
    Por cierto, estos dias yo tambiémn estoy comiendo rúcula cada dia!
    Saludos!
    Matilde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Matilde:
      Tu rúcula está muy buena y es muy saludable. Haces bien comiéndola cada día.
      Las hojas diferentes eran de lechuguilla o cerraja, Sonchus oleraceus, perfectamente comestibles. Me las he comido esta noche hervidas con patatas.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Hola Joan!! Soy fan de la rúcula, bueno, y también me chiflan los garbanzos, los huevos de codordiz, la chalota, el toque de pimentón... me encanta esa receta y prometo copiarla.
    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María José:
      Muchas gracias. Espero que te guste cuando te la prepares.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Apetitosa receta! Yo añadiria crema de vinagre de Módena.
    Porqué no recuperamos el nombre autóctono de la rúcula (italianismo) por el de ruqueta que es con el que se conocia aquí?
    Saludos
    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con la rúcula pasa como con otras plantas, son tan diversos sus nombres populares que en cada región se la llama de forma distinta y para no hacerse un lío se adopta un nombre a veces foráneo que todo el mundo acepta y entiende. En Mallorca la llamamos ruca.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Juan, me encanta que nos muestres estas recetas tan ricas y apetitosas ¡me la apunto!
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Montse. Espero que te guste.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Me encanta esta ensalada, yo también me la apunto. Besitos.

    ResponderEliminar