jueves, 16 de noviembre de 2017

Licor de finger limes macerados en vodka

Según la Real Academia Española un licor es una bebida espirituosa obtenida por destilación, maceración o mezcla de diversas sustancias, y compuesta de alcohol, agua, azúcar y esencias aromáticas variadas. Y esto es lo que he intentado preparar este mediodía con las frutillas de mis dos ejemplares de Microcitrus australasica, llamado Finger lime en inglés y Caviar vegetal en español.

Este otoño la producción de frutos ha sido muy abundante.

Al madurar los frutos pasan de un color negro a un rojo intenso muy bonito.

Necesitaba algún aguardiente de alta graduación alcohólica. En un principio había decidido utilizar cazalla o anís seco, pero luego he pensado que el sabor anisado no combinaría bien con el sabor cítrico de los finger limes y al final he comprado esta botella de vodka.

Su alta graduación alcohólica resulta perfecta para preparar el licor.

La pulpa de los frutillos del Microcitrus australasica está formada por pequeñas vacuolas llenas de zumo muy ácido con un intenso aroma y sabor cítrico. Estas vacuolas están a mucha presión dentro del fruto, de manera que al partir un finger lime y apretar un poco con los dedos una de las mitades salen disparadas casi por si solas.

Su parecido con las huevas rojas de un salmón es tan grande que se les dio el nombre de caviar vegetal.

Como los frutos enteros no pasaban por el estrecho cuello de la botella, los he troceado y mezclado con las vacuolas extraidas de otros frutillos y luego he rellenado el envase con vodka añadiéndole seis cucharadas soperas de azúcar.  De esta manera el licor adquirirá el aroma intenso de los aceites esenciales de la corteza de los finger limes.

 El color rojo de los frutos es realmente bonito y le dará al licor un aspecto muy apetitoso. Ahora sólo falta dejar pasar unos meses, situando la botella en un lugar fresco y oscuro, para que madure y adquiera todo su sabor y aroma.  Espero que los chupitos de este licor de finger lime al vodka sean deliciosos.


15 comentarios:

  1. Hola de nuevo Juan.
    Siempre interesantísimos artículos. Pero éste me gusta especialmente por cuanto yo he hecho macerados de muchas cosas (desde limoncello a licor de hinojo, pacharan, ratafia,etc) aunque hace tiempo que apenas consumo.
    Por otrolado hace años que compré y tengo un fingerlime pero aún no los he probado porque no me han llegado a cuajar los frutos. Supongo que algo no lo hago bien.
    Espero que algún año me cuajen.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Francisco. Para que te cuajen los frutos es importante que al árbol no le falte el agua en el momento de la floración.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  2. UMMMM Habrá que probarlo. Eso sí, en pequeñas dosis.

    Matilde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Matilde, en pequeñas dosis, es decir, en chupitos.

      Eliminar
  3. Desde luego tiene muy buena pinta. Lo del vodka me ha parecido una excelente elección, al ser una bebida de poco "sabor " y que sus aromas no interferirán con los aromas del finger lime. Al menos para el limoncello va fenomenal.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Pini. Yo pensé lo mismo al elegir el vodka.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Tiene que estar riquísimo ¿ si lo hago con kumquat, que tal me quedaría ? Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te quedaría fantástico, Teresa.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Gracias Juan, un día de estos me pongo a hacerlo. Un beso.

      Eliminar
  5. Muy interesante, eres un pozo de sabiduría.
    Me encantaría probar un chupito.

    ResponderEliminar
  6. Aunque no soy de licores, la verdad es que este tiene una pinta fenomenal ¡un chupito no estaría nada mal!
    Hay que ver la de cosas ricas y originales que sabes hacer, Juan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar